lunes, abril 05, 2010

Francisco Lemus/ Muestra en RC!


Marca de agua.

Cómo construir el relato de una vida?

Todo un ejercicio de consciencia, de constante elección, de enfrentarse a lo acontecido y no engañarse.

Esto es lo que vislumbro una y otra vez al recorrer “LAGRIMAS ETERNAS: PAISAJES DE SIGNOS”

Encuentro el recorrido de una existencia, quizá sólo parte de ella, seguramente la porción que necesita ser contada, la que paradójicamente no encierra la anécdota bella sino la que actúa como estandarte de la tristeza, el dolor y la herida que lentamente cicatrizó.

Confronto frente a fantasmas ajenos que trazan un camino aun latente, intentando señalar algo.

Infinidad de lecturas vienen a mi mente, a mí ser capturado por la angustia ocasionada al presenciar tanta vulnerabilidad expuesta en delicados tapices: tal vez mantas calientes en noches donde el temor resplandeció alumbrado por la hermana luna.

Entre tantos interrogantes no escapan las esfinges/símbolos del sol, el triángulo, la gota…

Será el Sol agente que entibió la frialdad del invierno prolongado?

Será el Triángulo carpa de acampe para la elección más íntima y solitaria?

Será la Gota lágrima extendida de la lluvia, o partícula de sangre que escapó de la cicatriz?

Muchas preguntas y pocas respuestas precisas. Infinidad de sentidos de redes no aleatorias. Una historia un tanto críptica y por cierto intrigante.

Nada es ingenuo, los signos no están vaciados de sentido, cada uno en su individualidad es un discurso, y en conjunto suerte de jeroglífico que deja entrever sólo la cima del árbol dentro del tupido monte.

Pareciera que el cielo ha dejado de llorar, que el cuerpo finalmente ha logrado incorporarse de su apoltronamiento y ha comenzado a andar.


Risso Fabio.

Rasika Apte/ Muestra en La Plata