lunes, julio 25, 2016

Tonantzin Esquivel / 7,083 Árboles / Artista en Residencia/ julio



7,083 Árboles

Es como si estuviera buscando algo más, pero al final, sigo teniendo flashes del hogar…mi hogar.

Hay colores, patrones y texturas, todos permeados por mi cabeza; ese sentido de hogar y pertenencia. Donde más siento lo que soy, en confort total. Vivir  toda mi vida en la misma casa, rodeada por árboles y huertas, me ha dado forma.

Llegar a la residencia con una mente abierta a intentar algo diferente, rodeándome de un ambiento completamente nuevo, me ayudó a definir detalles que fluyen desde mi mente hacia el papel. Observo árboles plantados, la perspectiva de sus líneas, líneas tras líneas, colores brillantes del verano, sombras, troncos individuales, nubes arriba, una y otra vez en mi mente. Esta repetición está marcada por el control que intentan  los hombres hacia la naturaleza, y la naturaleza  siendo de todas formas hermosamente fuerte. Esta reiteración mecánica completan también los agricultores, día a día: labor manual desde que sale el sol hasta que se esconde. De igual manera, cada collage fue realizado y editado a mano, una inversión de tiempo y un reflejo de mi mente.



 7,083 Trees

It’s as if I am looking for something more, but at the end, I keep getting flashes of home… my home.

There are colors, patterns, textures, all permeated in my mind; this sense of home and belonging, where I feel most like myself and in full comfort. Living my whole life in the same house, surrounded by trees and orchards has shaped me.
Coming to the residency with an open mind of trying something different and surrounding myself in a completely new environment has helped define details that flow out of my mind onto the paper. I see planted trees; perspective through the rows, row after row, bright summer colors, tree shadows, individual tree trunks, clouds above, over and over in my mind. This repetition is marked by human’s control over nature, and nature still standing beautifully strong. This mechanical repetition is completed by farmers, day in and out: Manual labor from sun up to sun down.  Similarly, each collage was handmade and edited an investment in time, and a reflection of my mind.


7,083 Trees 
El universo no tiene centro ni bordes, sentencia Jim Jarmusch,
mientras presenta un escenario rural por la ventanilla del tren en velocidad.
Los árboles se suceden, uno detrás del otro, como los monólogos.
En espiral, la repetición construye el relato.

¿Qué son 7,083 árboles?
¿Cuántas vidas ven transitar a su alrededor?
¿Cómo se transmutan los cuerpos en el contacto diario?
¿Hasta qué punto somos capaces de controlar nuestro entorno?

En la superposición matérica Tonantzin Esquivel presenta las repeticiones geométricas que rodean y simbolizan la vida de los agricultores con los cuales se crió. Al mismo tiempo, se percibe en la naturaleza una cierta estereotipia urbana tal vez producto del nuevo paisaje que la circunda.

El uso de patrones le permite evocar el orden y control con que los trabajadores rurales por medio de su extenuante trabajo buscan imponer sobre la naturaleza, aunque esta,  silenciosamente siempre resista.
Desde lo procedimental serializa la producción manual y masifica las imágenes impresas en su memoria, como si de esta manera su trabajo fuera un reflejo de la labor agrícola.

El conflicto entre original y copia, entre natural y artificial, es irrelevante.
¿Podemos repetir idénticamente algo natural?
Suponemos que como todo, es un problema de percepción.



                                            Lanchares Vidart & Simonovich Aybar (Curadores/Curators)












No hay comentarios.:

Publicar un comentario

dejá tu comment